LA FÓRMULA PARA NO ABURRIRTE AL CORRER

Correr es uno de los deportes más comunes y menos complicados, pues puedes hacerlo prácticamente en todas partes al aire libre ¡Nos mantiene en forma y ayuda a descargar adrenalina!

Sin embargo, uno de los grandes problemas de este deporte es que quien lo practica con el tiempo puede empezar a aburrirse.

Aquí te dejamos una fórmula infalible para convertir tus entrenamientos de running en algo más divertido y ameno.

1. Cambia de lugar

Si tienes coche, o transporte público a mano te animamos a explorar otros sitios para ir a correr. Si no, ¡el mismo recorrido del gimnasio puede convertirse en tu nueva ruta!

2. Diferentes intensidades

A la hora de correr no hace falta que mantengas siempre un mismo ritmo. Prueba a cambiar diferentes intensidades. Por ejemplo, comienza con un entrenamiento ligero y en los últimos minutos haz un spring final con una mayor intensidad. También puedes ir alternando unos minutos ligeros y unos minutos intensos, así hasta finalizar el tiempo de entrenamiento.

3. Conviértete en una exploradora

Aprovecha el recorrido que usualmente realizas para desviarte por otras zonas que no habías visitado antes: como un barrio nuevo u otro parque.

4. La naturaleza y el running

¿Has probado a correr por senderos en la naturaleza? Correr por senderos requiere de una alta concentración, te encuentras obstáculos, desniveles, curvas, todo tipo de irregularidad en el camino. Es muy recomendable, porque a parte de disfrutar de la actividad en plena naturaleza, incrementas tu resistencia.

5. Desniveles

En tus desvíos de la rutina, puedes irte a lugares donde sabes que pueden haber subidas y bajadas, alternando así el nivel de resistencia ¡además de mejorarla!

6. ¡La pista a toda mecha!

Prueba a irte a pista de entrenamiento de velocidad. ¡Aquí puedes ponerte a prueba a ti mismo y sentir más libertad que nunca! Después de un intenso calentamiento puedes utilizar el HITT o entrenamiento de intervalos. Consiste en correr a una intensidad muy alta y después recuperar a trote suave. Repite esta secuencia de 4 a 6 veces.

7. Correr en grupo

A veces estar en compañía de tus amigos o de algún colectivo hace que correr sea más ameno. Normalmente, si vas a buen ritmo puedes permitirte mantener una conversación agradable.

8. Utiliza ropa adecuada

A veces no ir bien equipado puede ocasionarte molestias que hagan que tu experiencia a la hora de correr no sea de lo más agradable.

Intenta llevar tejidos de calidad, que dejen respirar tu piel. Que sean cómodos y se ajusten a ti, y sobre todo ropa deportiva con la que te puedas sentir 100% tú.

Nosotras te recomendamos por ejemplo nuestros leggin Bronx, no se bajan de tu cintura y no dejan ni rastro de sudor.

Conclusión

Recuerda que cada vez que vayas a correr intenta hacer algo distinto y que sobre todo te divierta. ¡Porque qué mejor sensación que la de disfrutar de los momento y sentirte bien contigo misma!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POLÍTICA DE COOKIES

Esta página web emplea tanto cookies propias como de terceros técnicas, para recopilar información estadística de su navegación por Internet y para mostrarle publicidad relacionada con sus gustos, así como para mejorar su experiencia de usuario. Al navegar por este sitio web, usted accede al empleo de estas cookies. Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies