Ashtanga Yoga: ¿Qué es y cómo practicarlo?

ashtanga yoga beatfit

¿Quieres saber qué es el ashtanga yoga y cómo practicarlo? Te lo contamos todo en nuestro post de hoy.

Por suerte, cada vez hay más usuarios que se animan a realizar esta disciplina. El yoga es una actividad beneficiosa tanto para nuestro cuerpo como para nuestra mente. Además, quizá te sorprenda saber que cuenta con un amplio abanico de modalidades que, a menudo, se desconocen.

 

¿Qué es el Ashtanga Yoga?

El ashtanga yoga consiste en la combinación de posturas o asanas con técnicas de respiración o pranayama y, además, se une la meditación.

Es importante enlazar la postura que adoptamos con la siguiente para que los movimientos resulten fluidos. El objetivo es alcanzar una óptima sincronización.

Existen tres elementos que te ayudarán en la coordinación:

  • El primero de ellos es la respiración Ujjay, con la cual se contrae de forma pausada la glotis. La respiración es más lenta y profunda.
  • También se realizan contracciones musculares para controlar el esfuerzo.
  • Por último, el Dristi o concentración de la mirada juega un papel relevante.

 

¿Cuál es la estructura del Ashtanga Yoga?

La práctica consiste en cuatro partes diferenciadas: series de inicio, series principales, secuencias de estiramientos de espalda, secuencia de finalización.

Las series de inicio se realizan con 10 saludos al sol y posturas sostenidas. Respecto a las series principales, es posible elegir entre seis diferentes, dependiendo de la experiencia y habilidad.

Si deseas saber cómo practicarlo, continúa leyendo para descubrirlo.

 

¿Cómo practicar Ashtanga Yoga?

Lo ideal es que te apuntes a un curso en el que un profesional pueda guiarte paso a paso. No obstante, si deseas realizarlo en casa, te recomendamos comenzar con varias repeticiones de la primera serie, es decir, del saludo al sol. Para ello haz los pasos siguientes:

  • Colócate de pie y lleva las manos juntas hacia arriba para seguidamente descender con una profunda respiración hasta tocar el suelo.
  • Lleva la pierna derecha hacia atrás, apoyando la rodilla en el suelo.
  • A continuación, desplaza la otra pierna hacia atrás. Mantén ambas estiradas junto a los brazos. En la postura Adho Mukha Svanasana solo quedan apoyados en el suelo los pies y las manos.
  • Flexiona las piernas hasta tocar el suelo con las rodillas, el pecho y la frente. Acto seguido, adopta la postura de la cobra.
  • Vuelve a la postura Adho Mukha Svanasana.
  • Mete el pie derecho por medio de los brazos mientras bajas la otra rodilla al suelo.
  • Sin perder la fluidez de los movimientos, lleva la otra pierna adelante, pon los pies juntos y acerca la cabeza hacia las piernas.
  • Levanta el tronco y coloca los brazos hacia arriba y un tanto inclinados hacia atrás mientras haces una ligera flexión de la espalda.
  • Finalmente, exhalando, coloca las manos en el pecho juntando las palmas.

Una vez que dominas a la perfección estas asanas y que las realizas con soltura y coordinación, puedes introducir otras series compuestas por diferentes posturas.

 

¿Cuáles son los beneficios del Ashtanga Yoga?

Seguro que conoces muchas de las ventajas que ofrece el yoga en general. Todos somos conscientes de que es una actividad que nos ayuda a relajarnos, estirar los músculos, ganar flexibilidad… Sin embargo, en esta ocasión nos centraremos en los beneficios que aporta esta modalidad conocida como ashtanga yoga:

    • Con la ejecución de las asanas se trabaja la fuerza, la resistencia y se eliminan toxinas. Es un tipo de yoga más exigente.
    • Se produce una mejora del autoconocimiento. Aprenderás a controlar mejor las emociones y te ayudará a estimular la mente.
    • El estado de relajación y concentración que otorga es fundamental para liberar la creatividad.

¿Quieres saber cuánto tardarás en notar los beneficios del yoga? ¡Te lo contamos en este artículo!

 

¿Quién puede practicarlo?

Recomendamos la práctica de esta modalidad a personas que ya han realizado anteriormente algo de yoga, ya que los usuarios que son principiantes pueden tener problemas a la hora de mantener el ritmo. Además, también es necesario conocer previamente las posturas.

Si crees que estás embarazada, el ashtanga yoga no es recomendable. Las posiciones pueden resultar perjudiciales para el bebé.

Ahora que ya sabes qué es el ashtanga yoga y cómo practicarlo, ¿te animas a probar esta modalidad tan beneficiosa para tu salud?

 

¿Buscas ropa deportiva para practicar yoga? Aquí tienes nuestra selección de prendas, ultra cómodas y amplia elasticidad que aportarán mayor amplitud a tus movimientos.

 

24,90 
24,90 
-15%
28,81 
-15%
28,81 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.