Tipos de Yoga : ¿qué tipo de yoga elegir?

tipos de yoga

Si nos estamos preguntando qué tipo de yoga elegir, debemos saber que dentro de lo que conocemos como “yoga” existen muchos tipos de prácticas, algunas muy diferentes de las otras, y que dependiendo de nuestros objetivos previos y de nuestra predisposición inicial hacia esta disciplina, deberemos conocer para poder escoger cuál de estos tipos de yoga se adapta mejor a nuestras necesidades e inquietudes.

El yoga es una disciplina que ha ido ganando cada vez más popularidad y adeptos con el paso del tiempo. Sus beneficios son demasiados y demasiado importantes como para mencionarlos solo por encima, pero entre ellos podríamos destacar sus comprobadas funciones para el estiramiento de nuestras articulaciones, la oxigenación de nuestro cuerpo y su mejor funcionamiento, tanto musculo-esquelético como cerebral, y por supuesto no podemos olvidar su parte de relajación y de meditación, que se puede llevar tan lejos como queramos.

Tipos de yoga más conocidos

Lo primero que hay que dejar claro es que ningún tipo de yoga es mejor que otro, simplemente cada uno explora partes distintas en su camino. Al iniciarse en estas prácticas es totalmente normal preguntarse cuántos tipos de yoga existen y cuál de ellos podría ser mejor, pero simplemente a la hora de elegir, será bueno que tengáis en cuenta qué trabaja y en qué se enfoca cada uno de los que mencionaremos a continuación, para que podáis discernir sobre cuál sería el más apropiado para vosotros.

Vinyasa Yoga

Si lo que buscamos es una disciplina que nos ayude en el autocontrol personal y una mejora en nuestro cuerpo gracias al trabajo acompasado del sistema respiratorio, el denominado vinyasa yoga podría ser una elección muy acertada. Es un tipo de yoga que nos proporcionará relajación, pero que no es de los más pausados precisamente, ya que se basa en las cadenas de movimientos y en enseñarnos a respirar correctamente durante la práctica con lo que se llama una “respiración sonora”.

El Vinyasa Yoga es una disciplina que se basa en el dinamismo y en que el practicante fluya y evolucione de postura en postura, manteniendo un ritmo algo de cambios entre cada una y creando una especie de “danza” que va dándose entre cada inhalación y exhalación. Aunque existen muchas variantes de este estilo de yoga como “Dharma” o “Jivamukti“, vemos que vinyasa yoga está basado en el dinamismo, y en la sincronización de nuestros movimientos entre posturas, siendo bastante “movido”, lejos de lo que se pudiera creer por su enfoque hacia la respiración.

que tipo de yoga elegir

Instalaciones Hotel Bitácora, Tenerife.

Hatha yoga

Un paso más hacia la tranquilidad y hacia la relajación es algo que podremos encontrar en la práctica del hatha yoga, que aunque también requiere de una parte más física, sigue siendo uno de los tipos de yoga más practicados en el mundo.

Aunque es bastante físico, no es el que más esfuerzo nos requerirá, ni en los estiramientos ni en el hecho de mantener las posturas, pero sí que es cierto que todo se puede llevar hasta límites de perfeccionamiento muy elevados, que sí necesitan esta parte de fuerza y resistencia corporal.

Mediante el dominio de la respiración y del cuerpo, lograremos estimular la circulación energética y beneficiaremos con ello a nuestro organismo para todas sus funciones. Además, practicar hatha yoga puede echarnos una mano si uno de nuestros objetivos es el de llevar una vida más saludable, conseguir un estilo de vida balanceado en todos sus aspectos, evolucionar en nuestra meditación y relajación así como tener una buena postura corporal, conseguida gracias a la práctica continua y rigurosa de sus series de movimientos llamadas “asanas“.

Ashtanga yoga

Entre los tipos de yoga más exigentes y físicos, destacaríamos el Ashtanga yoga como uno de ellos. Es el tipo de yoga que han practicado celebridades como la mismísima Madonna, y que tan buenos resultados físicos y de salud le han dado. Pero toda recompensa tiene su parte de trabajo previo, y en el caso de esta variante os aseguramos que necesita esta labor continua.

Apodado también el yoga del guerrero, es un estilo que claramente se distingue por centrar su trabajo en partes como la flexibilidad, los estiramientos, la resistencia, la capacidad muscular, la fuerza y todo lo físico, pero siempre en base a la capacidad respiratoria y al buen uso de esta, profundizando también en la respiración sonora y en otras técnicas de este estilo.

Aunque no es el tipo de yoga que más profundiza en la meditación durante estas prácticas, es igualmente beneficioso para nuestro bienestar y el excelente trabajo de lo físico nos aportará la tranquilidad y la relajación posterior como premio a nuestra práctica.

Este es el llamado yoga de los ocho pasos, y se cree que en el siglo III antes de Cristo el escritor Patanjali lo describió en un libro llamado Yoga Sutra, siendo este el libro más antiguo sobre el yoga de los que se conocen en la actualidad. Es una escuela de yoga que trata de incorporar las ocho ramas del yoga tradicional en sus prácticas, creando un camino completo entre todos los conceptos que estas tienen. Estas ocho partes del ashtanga yoga son:

  • Yama (prohibiciones)
  • Niyama (preceptos)
  • Asana (posturas)
  • Pranayama (control de la respiración)
  • Pratyahara (poco comer)
  • Dharana (sostenimiento)
  • Diana (meditación)
  • Samadhi (completa absorción)

Conclusión sobre qué tipos de yoga elegir

Hemos visto tres de los tipos de yoga más practicados en el mundo y que más fama han ido adquiriendo, pero obviamente no completarían el panorama sobre cuántos tipos de yoga existen.

Hay muchísimos más, como el Kundalini Yoga, cuyo objetivo final se centra en el trabajo de abrir los chacras corporales, o el Bikram Yoga, que puede describirse como una practica más occidentalizada del antiguo yoga tradicional, basado en secuencias marcadas de asanas en un tiempo y espacio controlado (incluso en su temperatura, al requerir que se haga entre los 40 y 42 grados) y que también podéis haber oído hablar de él como el polémico “Hot yoga”.

Todos los tipos de prácticas de yoga tienen propiedades y beneficios para nuestro cuerpo y nuestra mente, simplemente dependiendo de nuestros gustos y de nuestra condición física (un poco más importante si queremos empezar con Ashtanga, por ejemplo) nos podremos decantar hacia un tipo de yoga u otro.
Diferentes caminos, pero todos nos elevarán hacia un tipo de vida con más sentido y propósito, que desarrollarán una conciencia energética de nosotros mismos y que conseguirán llevar nuestra mente y nuestro cuerpo más allá de lo que hayamos logrado alcanzar antes.

¡Os deseamos una buena práctica de yoga!

 

Agotado
49,90 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.