Cómo evitar rozaduras al correr

como evitar las rozaduras al correr

¿Sabes cuál es una de las mayores preocupaciones de los runners, además de las temidas lesiones?: las rozaduras o ampollas. Prácticamente ningún corredor queda exento de sufrir estas irritaciones de la piel. 

A pesar de que no presentan gravedad, este tipo de alteración cutánea es muy dolorosa y molesta. Las rozaduras pueden incluso llegar a impedir que el deportista realice su actividad con normalidad. 

Si en tu caso también se producen de forma frecuente, ¡no te preocupes! En el artículo de hoy Cómo evitar las rozaduras al correr, veremos cómo tratarlas y los principales trucos para evitar su aparición. 

¿Qué son las rozaduras y por qué se generan?

Consisten en irritaciones que se generan en una zona determinada por fricción con algún material o prenda de vestir.

Suelen aparecer en los pies, cuello, axilas o en la cara interna de las piernas. 

Trucos para evitar su aparición

Existen algunos trucos que nos ayudarán a evitar la aparición de estas molestas ampollas y rozaduras:

Utiliza ropa técnica

A veces, salimos a correr con la primera camiseta que tenemos a mano. Esto es un grave error. 

Escoge siempre prendas técnicas y específicas que sean transpirables para favorecer la salida del sudor. 

Los compuestos sintéticos suelen ser los más demandados y resultan mejor opción que el algodón, puesto que este último retiene la humedad. La lycra evita en gran medida la aparición de rozaduras. 

Fíjate en que las costuras sean planas o estén protegidas. No recomendamos el uso de prendas excesivamente holgadas.

Nuestros conjuntos son perfectos para completar tus entrenamientos de running sin ningún tipo de molestias. Tanto los tops como las mallas están fabricados con tejidos ultra transpirables. Además, otorgan una gran libertad de movimientos. 

Escoge el calzado y los calcetines adecuados

Para elegir unas zapatillas se recomienda escoger una talla más que la de nuestro calzado habitual.

La clave está en que el dedo pulgar no llegue a la puntera de la zapatilla. Esto evitará problemas en la uña y te prevendrá también de la aparición de ampollas y rozaduras.

Los calcetines han de ser específicos para correr. 

Nunca estrenes prendas en una competición

Aunque te sientas tentada a estrenar el nuevo conjunto que te has comprado, ¡ni se te ocurra hacerlo en una competición!

Ten presente que los materiales de las prendas se están adaptando a tu cuerpo y aún no sabes si te provocarán alguna reacción o irritación. 

Ponte vaselina

Uno de los trucos más famosos para evitar la aparición de rozaduras es ponerse vaselina en las zonas sensibles. 

¿Cómo tratar las rozaduras?

En caso de que las rozaduras o ampollas ya hayan hecho acto de presencia en tu piel, te damos algunos consejos sobre cómo tratarlas:

  • Si su tamaño es grande y resulta molesta, hay que drenar el líquido. Para ello, desinfecta la zona, y pincha la ampolla con una aguja fina para sacar el líquido. 
  • Si es pequeña, basta con mantener la zona limpia y aplicar un antiséptico. 

Por supuesto, si notas que es un problema frecuente, te recomendamos acudir al podólogo para que te asesore correctamente. 

Y tú, ¿también has sufrido de ampollas y rozaduras tras correr? 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat