¿Practicar Yoga te hace más feliz?

 en Yoga

Como hemos insistido en muchos de nuestros post, la práctica del Yoga tradicional no cosiste ÚNICAMENTE en hacer una serie de posturas para aumentar tu flexibilidad y relajarte o incluso hay quienes caen en la trampa de la competitividad: conseguir esta postura que se ve tan bien, ser el mejor que hace la postura, etc. Todo esto no está mal, pero limitándonos a ello perdemos la verdadera esencia y beneficios del Yoga.

El Yoga tiene una filosofía, en la cual se hace referencia a la práctica tradicional que incluye una serie de principios (entre otros) para mantener un equilibrio mental, emocional y corporal.

Ahimsa

No violencia”, no hacer daño o generar sufrimiento. Si empezamos por uno mismo, en el momento de practicar Yoga se da la oportunidad de respetar los propios límites en las posturas o no juzgar los pensamientos durante la meditación. Fuera de la práctica de Yoga no se limita al nivel físico si no también al pensamiento y la palabra para herirnos a nosotros mismos y a los demás.

Sathya

Verdad”, referido a que exista una coherencia entre nuestro pensamiento, nuestra palabra y nuestra conducta. Se trata de pensar lo que decimos y ser consciente si se corresponde con lo que sentimos y hacemos. Pero el hecho de considerar que nuestro pensamiento sea verdad no significa que debamos expresarlo si puede herir a otras personas, estaríamos ignorando el principio 1 en este caso.

Aparigraha

Desapego”, en este caso es el arte de simplificar la vida, permitir disfrutar de lo que se tiene sin desarrollar un miedo a perderlas, en lugar de acumular para sentir una seguridad irreal. Durante la práctica de Yoga, esto aparece en el momento en que experimentas una sensación muy agradable durante la postura o la meditación, entonces disfrútala, pero no te apegues a ella, ya que hay posibilidad de que en tu próxima práctica no experimentes esta sensación.

Brahmacharya

Autocontrol”, actuar con moderación en todos los aspectos de la vida; comida, sexualidad, trabajo, descanso, yoga, deporte, etc. Evitando así encontrarnos en los extremos y encontrando el equilibrio. Durante la práctica de Yoga esto se traduce en una práctica con moderación tanto las posturas, como la relajación, como la respiración y la meditación.

Ateya

Honestidad” en cuanto a no robar tanto material como el tiempo y la energía de los demás. Para ello también es importante trabajar con la presencia mental (meditación), llevar la atención a lo que estemos haciendo y viviendo en ese mismo instante para tomar consciencia y no dejarnos arrastrar por los deseos de la mente.

En TARA Psicología & Yoga estos aspectos también son muy importantes, porque al fin y al cabo siempre llevan al paciente a atenderse de una manera sana y consciente, a respetar sus límites o “no abandonar” ante la insatisfacción.

Además, la emoción de miedo se ve disminuida para aquellos momentos en la que es inapropiada y dificulta el crecimiento interno. Por otro lado, aumenta la seguridad en uno mismo al aparecer una comprensión y aceptación de “quién soy”.

Hoy el post lo acompañamos también de una playlist para hacer un poquito más feliz tu martes ♥ Haz click en la lista y empieza a disfrutar del día.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Artículos recomendados

Dejar un comentario

0

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

CUPÓN 10% DE DESCUENTO: BEATLOVE10 Descartar

Cabecera Las hormonas y el yoga