5 Posturas de Yoga Iyengar y sus beneficios

yoga Iyengar

El yoga es una disciplina de origen oriental que combina respiración, meditación y equilibrio para integrar cuerpo y mente. Existen muchas variantes dentro  de esta disciplina, que es más que eso, incluso un estilo de vida. Hoy nos centramos en las posturas de yoga Iyengar y sus beneficios.

El Yoga Iyengar pone el foco en la alineación. Su práctica de manera correcta proporciona beneficios muy visibles a nivel físico y espiritual, con especial énfasis en el conocimiento del cuerpo y la paz interior.

5 Posturas de Yoga Iyengar

Padangusthasana

Padangustashana es una postura en la que se echa mano del pie (pasa) y del dedo gordo también del pie (augustha). Para ejecutarla hay que agarrarse los dedos de los pies con los dedos de las manos. La fórmula es flexionar por completo el tronco hacia abajo, de modo que la cabeza esté a la altura de las pantorrillas, con las piernas totalmente rectas. Este movimiento tonifica los abdominales, los refuerza de manera importante.

Yoga Iyengar

Virabhadrasana I

Esta postura recibe ese nombre por un héroe que aparece en el poema Kumara sambhava. Para realizar el movimiento hay que colocarse en posición de dar una zancada, con una pierna adelantada y la rodilla flexionada. La otra pierna totalmente estirada hacia detrás. El torso también estirado hacia arriba, con la cabeza hacia el cielo y los brazos alzados al completo. El beneficio a nivel saludable más destacado es el aumento de la capacidad pulmonar.

beneficios del yoga Iyengar

Ustrasana

Esta posción de yoga Iyengar es muy apropiada para principiantes y personas mayores. Es sencilla de ejecutar. Para realizarla hay que apoyarse sobre las rodillas, con las piernas apoyadas en el suelo y dirigir el torso hacia detrás, tocando con las manos las plantas de los pies. La cabeza hay que desplazarla también de modo que acabes mirando hacia detrás. Ustrasana fortalece los hombros y evita el encorvamiento de la espalda.

yoga Iyengar

Tadasana

Esta postura  es la de la montaña. Su principal aspecto positivo es el refuerzo del equilibrio. Es muy sencilla de ejecutar y muy útil para quien se inicia en esta disciplina. Consiste en mantenerse completamente erguido, con los pies muy juntos y los brazos también estirados hacia abajo, en paralelo a las caderas.

qué es yoga Iyengar

Parsva Halasana

La última posición que destacamos es la más difícil de ejecutar. Se denomina también la postura del arado lateral. Para ponerla en marcha hay que apoyarse en el suelo únicamente con la cabeza, el cuello y la parte alta de la espalda, y desde ahí, desplazar las piernas hacia atrás de modo que los dedos de los pies estén en contacto con el suelo, a un lado de la cabeza. Parsva Halasana presenta distintas variedades y ayuda a mejorar la movilidad de la espalda.

yoga Iyengar

 

Las posturas de yoga Iyengar contribuyen a un mejor equilibrio físico y mental. Son más de 50 posiciones diferentes a las que se suman muchas variantes de mayor o menor dificultad. Su iniciación no requiere de mucha condición física, lo que hace de esta disciplina una práctica muy beneficiosa.

Si te apasiona el mundo del Yoga te recomendamos otros artículos de nuestro blog:

Cuándo se notan los beneficios del yoga

 

Ashtanga Yoga: ¿Qué es y cómo practicarlo?

 

Recuerda que para realizar cualquier práctica deportiva ya sea Yoga, Pilates, Fitness… debes optar por ropa cualificada. En el caso del Yoga es imprescindible que sea muy elástica para facilitarte cualquier tipo de movimiento con total libertad.

Agotado
49,90 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.