Las mejores mallas de running para mujer

mallas de running para mujer

Las mallas de running para mujer se han convertido en una prenda esencial para practicar deporte. La comodidad que aportan se ve complementada con su carácter estético y su capacidad de combinación con la prenda superior y las zapatillas, pues hay infinidad de modelos disponibles. A su vez, hay que señalar también como una ventaja añadida la sensación de ligereza, la libertad de movimientos que ofrecen unas buenas mallas.

Hoy te contamos cómo elegir mallas de running para mujer, qué aspectos son los que hay que tener en cuenta. Avanzamos un apunte, la elección no debe basarse de manera prioritaria en una buena combinación estética, sino en la funcionalidad y la comodidad.

Factores a considerar en la elección de mallas de running para mujer

No existen las mejores mallas de running, al menos la lista no es universal, pues en la decisión final aparecen cuestiones subjetivas, pero los aspectos más objetivos, más rigurosos, pueden ser la sujeción, el largo de la prenda, el material de las mallas y las costuras.

Mallas de running bien sujetas al cuerpo, ceñidas

Cuanto más ajustada sea la prenda, sin resultar molesta, más favorecerá el movimiento en carrera. Esto garantiza comodidad y no forma arrugas en el cuerpo. En realidad son como una segunda piel que favorece la aerodinámica al ejecutar las zancadas.

mallas de running para mujer

Mallas de running para mujer largas o cortas

Aquí la decisión atiende a una decisión objetiva, pues en función de la temporada del año se apostará por llevar una malla larga o corta, según la temperatura ambiente; pero también subjetiva, pues hay chicas a las que les gusta correr siempre con mallas cortas. Se da el caso de quienes usan mallas cortas y las complementan con unas perneras, como las que se usan en ciclismo.

Los cortes de leggins y mallas de atletismo son muy variados. Las mallas cortas para mujer cubren solo hasta la zona inferior del trasero, también están las cortas intermedias que llegan por encima de la rodilla, las tipo capri, con un largo que no alcanza los tobillos, y las más largas.

Materiales y tejidos de las mallas de running para mujer

El material o tejido con el que está confeccionado la malla, o varios de ellos, deben ser sobre todo transpirables y de secado rápido. Un ejemplo es Dri-Fit, pero hay propuestas similares. Es importante que la prenda transpire, libere el sudor que se va generando al correr para no humedecer más las piernas, pues eso va a incidir negativamente en el rendimiento y puede generar enfriamientos. Los tejidos más utilizados son el popular Dri-Fit, por su capacidad para evacuar el sudor, y también el algodón y el poliéster, por la ligereza y frescura de ambos.

Otro aporte del tejido es que proteja frente a los rayos UV, para que no se acumule calor en el cuerpo, especialmente cuando se corre en el exterior. Por último, considera solo aquellas mallas que controlan y sujetan bien los músculos, como por ejemplo las mallas de compresión.

 

Costuras, siempre planas

Las costuras son las zonas de las mallas donde se unen los tejidos. Además de ir reforzadas, debes buscar modelos con costuras planas, que no sobresalen de la prenda y no provocan rozaduras. Este diseño es el que siguen la mayoría de prendas deportivas.

Una rozadura en los muslos, en las rodillas o cerca de los tobillos genera mucha molestia al correr, pues esta actividad obliga a impactos continuos y movimientos muy repetitivos.

Ya sabes cuáles son las variables más decisivas a la hora de elegir mallas de running para mujer. En nuestra web podrás encontrar tanto legging compresivos como shorts, ambos transpirables, de rápido secado, ultra cómodos y con costuras planas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *